Arctic Indigenous Youth Alliance: Todos crecieron

A fines de mayo de 2006, tres entrenadores de la red Ruckus viajaron a Edmonton, Alberta, CAN para conocer a Arctic Youth que había viajado desde los Territorios del Noroeste. Esta reunión, convocada por el comité directivo de la Alianza Ártica de Jóvenes Indígenas, fue un rito de iniciación para este grupo de jóvenes que viven en el frente norte de la crisis climática.

Desde 2003, cuando las fundadoras Elaine Elexie y Jennifer Duncan se conocieron en una Conferencia Circumpolar y decidieron emprender esta gigantesca lucha, el grupo ha estado reuniendo información y proporcionándola a sus pares y comunidades a lo largo y ancho del controvertido camino del Valle MacKenzie.

En esta reunión, se le pidió a Ruckus que traiga uno de sus currículos más nuevos, las sesiones de estrategia de desarrollo organizacional. Estos jóvenes, representando a 6 comunidades, renovaron la visión de la organización, establecieron metas y roles claros y se involucraron en el arduo trabajo de powermapping. Antes de que terminara la semana, el grupo había compartido todas las piezas de su historia, cuáles eran los desafíos actuales y por qué los cimientos de la confianza y el amor eran tan importantes en el trabajo de vigorizar la cultura y preservar su patrimonio contra viento y marea. El grupo cambió su nombre a Arctic Indigeous Alliance, porque reconocieron que su trabajo tendrá que ser multigeneracional, aprovechando la sabiduría de sus mayores mientras utilizan el análisis, la energía y la valentía de los jóvenes.